Cadáver exquisito

El alba acentuaba el despertar de la rosa

médanos de oro suavizados por el viento

tus ojos derramaban cristales transparentes

me veo desflorar de lejos en una aurora

llegaste a mi en el veloz corcel de los recuerdos

cuando tus ojos vagabundeaban por la tristeza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *