Te acompaño con poesía

Guía definitiva para vencer la vergüenza de mostrar tus escritos

Existe un punto de quiebre en la vida de toda persona que ama crear con palabras. Es ese momento en el cual uno se atreve a mostrar sus escritos. Ese instante, lo que uno siente y lo que nuestro lector dice (o lo que uno entiende que dice) nos marcan a fuego. Puede ese acto determinar incluso si nosotros continuaremos remando en el mar sigo

Aquí está la nota que le censuraron a un colega

Carta de repudio a la censura Quienes firmamos debajo, docentes de las carreras de Comunicación, Locución y Periodismo en la Universidad Juan Agustín Maza, repudiamos el acto de censura que recibió nuestro colega Fausto José Alfonso en su blog El pacto de Fausto. Texto del autor: «La censura siempre ha estado. Siempre está. Espera el momento. Parapetada detrás de un escritorio oficial o camuflada sigo

Poema a una hija en su día: Pequeña maestra

¿Qué madre o padre no quiere dedicarle un poema a una hija? Pero ¿cómo poner en palabras este amor incondicional. Observar a mis hijas es un acto de asombro. Vidas que salieron de mí, en lo físico, pero que desconozco casi por completo. Alguna vez creí que ese pequeño ser era parte mía. Y no. Es una persona diferente, que viene a transformarme la sigo

Escribir con planetas retrógrados en la cueva

Mis ganas de quedarme en la cueva debía tener alguna explicación. Escuché en la radio algo sobre los planetas retrógrados y entendí que son propicios para escribir. Luego encontré en un artículo donde confirmaba que cada uno de los astros retrógrados nos invitan a estar para adentro. En esta parte del globo donde vivo (cabeza abajo, en el hemisferio sur) justo coincide con los sigo

Poesía: Despeinada

Las aspas del molino estropeaban mi peinado y no había disculpa que desenredara tanto vómito peludo de gato tibio haciéndose león. Y no hallé aspirinas para la culpa pegajosa de virgen niña de buena madre de pobre inútil. Hoy apenas alcanza el acomodo de tantos libros ya ordenados para que más gigantes tomen asiento. Pasen, adelante, aquí siempre hay lugar y tiempo y ganas sigo