Palabras incrustadas

El uso de adjetivos es un tema sobre el que necesitamos trabajar para crecer como escritores. Y para eso nada mejor que leer con atención a quienes admiramos. Aquí va un ejemplo de énfasis y color con adjetivos precisos:

«De vuelta a la calle. Es una mañana desapacible. Nubes, palomas y un azul intenso caen sobre ella. Los dientes del sol la mordisquean. No quiere recordar lo ocurrido, pero su obsesión por las palabras hizo que estas quedaran incrustadas en la materia mórbida de sus sesos».

Carla Guelfenbein: Nadar desnudas, Alfaguara (página 125)

Deja un comentario