letras

PH: Eliana Drajer

Desiguales

Nuestras historias se parecen. Un hilo de seda traza cada punto, bordado infinito.   Nuestras miradas se parecen, encuentran la tarde roja dibujan juntas el amanecer.   Nuestros cuerpos se parecen, saben coincidir en el punto espacio perfecto.   Nuestras almas se parecen en el vértigo voraz de esta vida que desiguala, para hacernos únicos.   Anabel Ocáterli Publicado en el libro Justo ahora sigo

Injusticia

Demasiado viento para quebrar una flor demasiada espera para llegar al mismo sitio demasiado misterio para encerrar lo público demasiada compasión para un cínico sin alma demasiado dolor que sueña con un cielo u otra recompensa demasiado tarde.   Publicado en Sombras de Colores